Coadicción: el “salvador” del adicto.

CoAdiccion

Leticia Abigail Rodríguez Gonzales

Psicologa de Adicciones

Llamamos coa-adicción a una dependencia emocional, que se produce en personas que tiene una relación con una persona víctima de cualquier tipo de adicción.

Sufren por cosas, por cosas que realmente no les corresponde sufrir

Hacen suyo el sufrimiento ajeno (olvidándose del propio)

La co-dependencia es un trastorno producto del entorno en el que se ha crecido y educado, la conducta es aceptada como correcta, a veces  queda oculta con el ser buenas personas, lo que hace que continuemos con nuestra forma de pensar y actuar.

 

Así como el adicto va perdiendo el control de su vida, por su necesidad de consumir, el coa-adicto pierde el control por la necesidad de controlar al adicto, convirtiéndose en un “adicto al adicto”. La coa-dicción se va produciendo paulatinamente, en la medida que el adicto va descubriendo sus obligaciones y responsabilidades, este va intentando que las cumpla o haciéndolas por él. Como es una tarea imposible, empieza la desesperación y la angustia, la comunicación desaparece, empezando una dinámica de manipulación que incluye chantaje emocional, creando conflictos y sentimientos de culpa.

Así pues una persona coa-adicta se ha convertido en víctima del comportamiento de otra persona y vive obsesionada por controlar ese comportamiento y hacer que la otra persona cambie. No discutir, no hablar de problemas, no quejarse, no protestar, no expresar sentimientos. Son conductas constantes en la coadicción en consecuencia se encuentran, con que ha ido asumiendo las responsabilidades del otro y perdiendo la responsabilidad de dirigir su propia vida.

 

El coadicto sabe entregarse a los demás, pero se va volviendo incapaz de recibir, el dar y recibir esta en desequilibrio, por lo que va agotándose emocionalmente.

Otro rasgo del coa-adicto, es la capacidad de tolerancia, si empiezan a experimentar plenitud en su vida,  sienten como si traicionaran a aquellos que no tuvieron la oportunidad de sentirla.  Hablar de las dificultades del adicto es habitual, es mucho más fácil hablar del otro, que de sí mismos, el motivo de su existencia es el adicto, se convierte en una persona experta en ayudar a otras pero pierde la capacidad para cuidar de sí misma.

Se ha de tener en cuenta, que la coa-adicción puede producirse en una faceta de nuestra vida podemos tener una buena conducta en el trabajo, amistades… y ser solo codependiente en el ámbito familiar o de pareja.

Como dice:

“La codependencia es un modo de satisfacer las necesidades,  que no satisface las necesidades”

(Melody Beattie de su Libro Ya No Seas Codependiente).

 

Los codependientes viven en una fantasía ,normalmente no reconocida ,basada en creencias erróneas ,creemos que podemos cambiar a las personas y no nos damos cuenta, que el cambio, para que nuestra vida funcione y poder sentir la felicidad, está en nuestro cambio ,no en el de  los demás.