La mente adictiva

ARODRIGUEZ

Leticia Abigail Rodríguez Gonzales

Psicologa de Adicciones

Las trampas de la mente adictiva o como las drogas nos convencen de que controlamos lo que estamos haciendo.

Ejemplo un paciente que refiere consumo de drogas, lo cual consumía “esporádicamente” al salir de fiesta, con amigos etc.

Quiere convencer a los otros y a el mismo que no tiene nada que ver, su consumo con una enfermedad y que no hay peligro porque esto lo sabe “controlar”. Quiere justificar el echo que es muy tímido y que estas sustancias le ayudan a “abrirse” socialmente, en la relación sentimental, en lo laboral etc. Es un ejemplo claro precisamente de que esta cayendo en la trampa de la mente adictiva.

Si recurres a una sustancia química llámense cocaína, cristal, heroína etc. para mejorar tu estado de ánimo, timidez en realidad estas consiguiendo el efecto contrario. No dejaras de ser tímido si tu única manera de vencer la INSEGURIDAD y el retraimiento social, es ponerte bajo los efectos de una sustancia adictiva que te cambia la percepción de la realidad siendo solamente una trampa de tu mente adictiva. En lugar de afrontar de manera clara, directa y abiertamente el problema, por ejemplo, en el caso ya mencionado de la falta de socializar, recurres a doparte para transformas tu estado de ánimo, pero de esta manera no vas a prender a superar los miedos, ruidos e inseguridades si no mas bien todo lo contrario. Seguirás siendo tímido y mas dependiente de las sustancias que utilices para cambiar tu estado de ánimo o emocional. Como es que actúa la mente adictiva siempre tratarnos de engañarnos y llevarnos al consumo y a mantener un circuló vicioso creando los defectos de carácter.

No olvidemos que la adicción una vez creada se mantiene de una forma u otra en el cerebro del adicto, Ya una vez consciente de esta enfermedad que la mente adictiva nos pone fuera de la realidad (autoengaño), pensando en que algo más, nos dará esa calidad de vida o beneficios que tanto hemos buscado.

Ser sensato, inteligente y mucho más seguro es vivir libre de adicciones. Si tienes algún problema psicológico, salud o de cualquier tipo acude a un profesional que te pueda ayudar supéralos de verdad y no a falsas soluciones como lo que creemos que nos dan las drogas.

 

Recupera tu vida, recupera tu libertad.

Arodriguez.